a
b
c
d
e
f
g
h
i
j
l
m
n
o
p
q
r
s
t
u
v
z














Also, check out our Medication Dosage appchevron-circle-right

Asfixia

En los niños de meses

¿Sabe por qué la gente no se ahoga al comer? Porque cuando éramos niños de meses alguna vez aspiramos puré y nos bajó por la tráquea (conducto de las vías respiratorias), en vez de por el esófago (parte del tubo digestivo que va al estómago), y el malestar se nos quedó impregnado en la memoria; fue una lección inolvidable. Lucy tiene que cometer unos cuantos errores para aprender a comer alimentos sólidos sin que le ocurra ningún incidente. Ya que los primeros alimentos que come son suaves, los expulsa fácilmente al toser con fuerza. Más adelante, cuando coma alimentos más grandes y duros que la puedan asfixiar, ella sabrá qué hacer. La mayoría de los niños puede comer pedazos más grandes de comida alrededor de los ocho meses.

Si Lucy se ahoga con algún alimento sólido, dele la oportunidad de expulsarlo. Solo sáquele con el dedo un alimento que se vea, sin tener que tantear para encontrarlo. Si se sigue ahogando, póngala con la cabeza hacia abajo y dele golpecitos en la espalda para ayudarle a expulsarlo.

“Los cursos de reanimación cardiopulmonar” están ampliamente disponibles y en ellos se enseñan varias técnicas de salvamento. ¿Por qué no lo pasa?

En los niños

Los alimentos más peligrosos suelen ser los más lisos y redondeados porque son fáciles de aspirar cuando el niño cambia bruscamente el patrón de la respiración, por ejemplo, cuando se ríe. ¿Su médico le ha enseñado el método de Heimlich? Consiste en una técnica sencilla que podría serle inmensamente útil si se ve en esa situación.