a
b
c
d
e
f
g
h
i
j
l
m
n
o
p
q
r
s
t
u
v
z














Also, check out our Medication Dosage appchevron-circle-right

Viaje en avíon

Presión en el oído
“El piloto acaba de dar la señal de lactancia.”
Hay muchas creencias con respecto a viajar en avión con niños de meses. Por ejemplo, hay padres que piensan que el cambio de presión le va a dar a Lucy un dolor de oído terrible y le va a “tapar” los oídos, a no ser que mamá le dé el pecho durante el ascenso y descenso del avión. Eso sencillamente no es verdad. En primer lugar, la presión en la cabina del avión no es como antes; hoy en día las condiciones en la cabina se regulan por computadora y rara vez hay ningún problema. Cuando ocurre un cambio leve de presión, Lucy misma se alivia la presión en los oídos al tragar saliva, sin necesidad de ayuda de la madre. Si le queda alguna presión, al llorar se expande la trompa de Eustaquio y se le alivia. Por lo tanto, si Lucy está durmiendo cuando ocurran cambios de altitud, no necesita despertarla para darle el pecho, como sugieren algunos libros. Piense en cómo usted alivia la presión de sus propios oídos: bosteza y vuelve a bostezar, hasta que casi se le desencaja la mandíbula, y aun así no lo logra del todo. Por lo tanto, si el niño siente un poco de presión en los oídos, probablemente darle el pecho no sirva de nada. Por otro lado, si está despierto y quiere amamantarlo podría ser bueno para distraer al niño y a la mamá y “despresurizar” al niño.

Llanto en el avión
Cuando alguien llega al mostrador de una aerolínea con un niño de meses, los demás pasajeros empiezan a pensar en si tendrán que sentarse al lado suyo. Como usted sabe, los niños pequeños a veces se portan mal y su comportamiento suele ser peor aún en un avión atestado de gente. Si Lucy llora durante el vuelo, igual que lloraría en la casa, la gente sentada cerca de usted la van a mirar con mala cara. Lamentablemente, aparte de columpiarla con suavidad o darle de comer si tiene hambre, no se puede hacer mucho, y tenga presente que lo mismo si está en un avión que en la casa, darle demasiada comida o mecerla demasiado puede que la haga llorar más. Cuando todo lo que se hace es en vano, no queda otra alternativa: esperar a que Lucy se agote y se duerma. Con respecto a los demás pasajeros. . . ¿los audífonos no son gratis hoy en día?

¿Cuándo los niños pueden viajar en avión?
Tan pronto como usted pueda soportar la duración del vuelo. Lógicamente, en los lugares hacinados, como los aviones, es mayor el riesgo de contraer catarro e influenza; pero ese riesgo también existe con un beso de la abuela o de un hermano mayor, y ellos se acercan más a Lucy que los pasajeros del avión. Al contrario de la creencia popular, Lucy puede viajar y se le puede sacar a pasear aunque no tenga al día todas las vacunas. A fin de cuentas, la mayoría de las vacunas son contra enfermedades que ya se han erradicado, gracias a la eficacia de dichas vacunas.

Viajar en avión con infección de oído
Si a Jimmy hace poco le diagnosticaron infección de oído, no suspenda automáticamente su viaje. La mayoría de las infecciones de oído son ligeras y duran poco. Lleve consigo un calmante por si siente dolor. Hasta el peor de los casos, que es cuando hay ruptura del tímpano, suele entenderse mal, ya que es una posibilidad remota y puede pasar lo mismo en tierra que en el aire. Además, ocurra donde ocurra, no es el fin del mundo; en la mayoría de los casos sana perfectamente. [ver: infección de oído].

Somníferos durante el vuelo
Lo único que va a dormir a Jimmy cuatro o cinco horas seguidas es una píldora fortísima para dormir. Puede que los descongestionantes, tales como el Benadryl, le den un poco de sueño, pero su efecto soporífero es temporal. Peor aún, esas medicinas pueden tener el efecto contrario y entonces usted tendrá que lidiar con un niño tan intranquilo que va a parecer la causa de la turbulencia. En lugar de eso, lleve bastantes juguetes: la distracción es mucho mejor que los medicamentos.

Asientos de auto en el avión
Llevar un asiento de auto tiene la ventaja de que no tendrá que llevar a Lucy en brazos todo el vuelo; pero son grandes y se necesita comprar un asiento aparte, que suele ser caro. En cuanto a la seguridad cuando haya turbulencia, probablemente sea tan seguro cargar a Lucy en brazos que tenerla en el asiento del auto (siempre y cuando usted tenga el cinturón de seguridad ajustado y bajo).