a
b
c
d
e
f
g
h
i
j
l
m
n
o
p
q
r
s
t
u
v
z














Also, check out our Medication Dosage appchevron-circle-right

Gripe

Cada año se enferman millones de personas con el virus de la influenza, o gripe. Aunque puede contraerse en el verano, es más común en el invierno, probablemente no sea tanto a causa del tiempo como de que la gente pasa más tiempo bajo techo. El gripe empieza con una fiebre alta repentina, dolor de cabeza y muscular, a veces también secreción nasal y tos. A los niños más pequeños no les da fiebre tan alta, mientras que los síntomas son más pronunciados en el aparato respiratorio superior. El gripe cambia constantemente y su intensidad varía cada año según la virulencia de la cepa. Hay años que el gripe no es muy fuerte y otros que constituye un grave peligro para la salud pública.

El gripe dura de tres a cinco días, después de los cuales la fiebre baja o se quita y mejoran los demás síntomas. A veces la fiebre se quita y vuelve durante un día, antes de bajar por completo. Existen algunos medicamentos para el gripe; pero no se recomienda dárselos a los niños debido a su poca eficacia y a los efectos secundarios.

El gripe no suele tener complicaciones, pero cuando se presentan, la más común es infección de oído, que generalmente provoca un empeoramiento de la fiebre y el malestar. Los niños más grandes avisan de la infección señalándose la oreja. Normalmente no necesita tratarse con antibióticos, a menos que no mejore en un par de dias. [Ver: Infección de oído].

La neumonía es una complicación más rara. Los síntomas son una fiebre obstinada y un empeoramiento general. En vez de Jimmy mejorar, se ve cada vez más enfermo, tiene menos apetito y puede que hasta le dé tos con expectoración y falta de aire. Esa gama de síntomas debe ser una señal de alerta para que lo lleve al médico.