a
b
c
d
e
f
g
h
i
j
l
m
n
o
p
q
r
s
t
u
v
z














Also, check out our Medication Dosage appchevron-circle-right

Testículos

Descenso incompleto
Los testículos se forman en el feto masculino aproximadamente a las treinta semanas de gestación. La misma estructura se convierte en los ovarios en el feto femenino. Los testículos por lo general descienden en el primer año; pero si uno o los dos no bajan y se quedan en la barriga después del año, se necesita corregirlos con una operación.


Líquido en los testículos

En algunos casos pasa líquido del intestino al escroto, el cual se llena y da la impresión de que los testículos están inflamados. No es una afección dolorosa y normalmente se cura sola en unos meses. Si continúa después del año, puede que el médico recomiende hacer la operación, que es muy sencilla.

Hernia en los testículos
Si un día usted nota que el escroto de Jimmy está muy inflamado, lo más probable es que se trate de una hernia, lo cual significa que tiene una abertura entre el escroto y el abdomen que permite que una parte del intestino descienda hasta el saco escrotal. A diferencia del líquido en los testículos, la inflamación de la hernia viene y se va en el transcurso del día, principalmente en un lado, a medida que el contenido del intestino entra y sale por la abertura. Se nota más cuando el niño llora, debido a que el aumento de presión en el abdomen empuja el intestino hacia el escroto.

Una hernia en los testículos puede salir a cualquier edad. No es dolorosa, pero existe el peligro de que cause vólvulo u obstrucción intestinal. Aunque requiere cirugía, no es de urgencia, a menos que haya perforación en el intestino, cuyos síntomas son parecidos a los de la obstrucción intestinal, tales como vómito repentino y distensión de la barriga.

Testículos encogidos
A veces los testículos se encogen, por ejemplo, debido al frío o al agua fría, y se repliegan un poco hacia el escroto. Si los testículos han descendido, no se preocupe si a veces no se ven. No se han ido muy lejos y vuelven a su lugar.

Dolor en los testículos
Un dolor intenso en los testículos de un niño de cualquier edad pudiera ser síntoma de una torcedura que dificulte la circulación sanguínea y ponga en peligro el testículo. Es un caso de urgencia y requiere operación inmediata para salvar el órgano. Afortunadamente, solo ocurre en casos aislados y en niños menores de cinco años; es extremadamente raro en los niños de meses, en quienes es difícil determinar la causa de un dolor repentino.