a
b
c
d
e
f
g
h
i
j
l
m
n
o
p
q
r
s
t
u
v
z














Also, check out our Medication Dosage appchevron-circle-right

Sangre

En general preferimos que la sangre de nuestros hijos permanezca dentro de su cuerpo, que es donde debe estar. Sin embargo, por si en algún momento no es así, a continuación doy ciertas pautas para determinar la gravedad del problema y saber qué hacer.

Sangre en el Pañal
Menores de un año: En el pañal de un recién nacido puede haber sangre por muchas de las siguientes razones, todas benignas:

  • Ya que comer es un proceso nuevo, puede producirse una leve irritación intestinal, a consecuencia de la cual podría haber manchas de sangre temporalmente. Si el niño está tomando fórmula y hay manchas de sangre en sus heces constantemente, podría ser una señal de intolerancia a la fórmula
  • Algunos padres (usted no, ¿verdad?) se guían por el consejo de estimular el recto del bebé con un termómetro para ayudarle a excretar las heces. Eso, además de interferir con el proceso normal de defecación, obviamente puede irritar esa área y causar sangramiento. Sugiero no recurrir a una medida tan bárbara.
  • En el caso de las niñas, la presencia de sangre en el pañal puede ser a causa de un proceso hormonal natural, aunque sorprendente. Puede que Lucy haya asimilado una parte del perfil hormonal de la madre y ahora esté eliminando esas hormonas, lo cual da como resultado un proceso semimenstrual y se puede producir una pequeña cantidad de sangre durante las primeras semanas.
  • Por último, no todo lo que hay en un pañal que parece sangre lo es. La transformación de la orina en pequeños cristales es normal y pueden parecer manchas rojizas, sobre todo en los recién nacidos. Esa no es una señal fiable de deshidratación, aunque lo diga en algunos libros.
  • En menor grado, la presencia de sangre en las heces fecales puede ser debido a afecciones que se presentan en los niños de corta edad, las cuales se describen debajo. Entre ellas están los virus del estómago y un tipo de obstrucción intestinal llamado invaginación.

En el Vómito

Si hay sangre en el vómito o en los buches de un lactante, puede ser que la madre tenga el pezón cuarteado, aunque no se le note ninguna grieta. No hay por qué alarmarse ni dejar de darle el pecho. Cuando la grieta sane, desaparecerá la sangre.

En las Heces Fecales

  • Casi siempre la presencia de sangre en las heces fecales indica que hay una fisura causada por el estreñimiento. Si las heces son duras y el niño tiene un dolor intenso, puede ponerle un supositorio de glicerina todos los días hasta que se cure la fisura. Sin embargo, es más importante resolver el problema del estreñimiento limitando la ingestión de harinas [Ver: Estreñimiento].
  • Si la sangre en las heces está acompañada de diarrea, puede ser indicativo de un virus del estómago [See: virus del estómago].
  • En casos muy raros, la sangre en las heces fecales puede ser causada por una obstrucción intestinal llamada invaginación, que también provoca un fuerte dolor de barriga y vómito, y requiere atención médica de urgencia.

En el Vómito
Si hay sangre en el vómito o en los buches de un lactante, puede ser que la madre tenga el pezón cuarteado, aunque no se le note ninguna grieta. No hay por qué alarmarse ni dejar de darle el pecho. Cuando la grieta sane, desaparecerá la sangre.

En las Orejas
If blood leaks from the ears, mixed with pus, it usually indicates a perforated eardrum caused by an ear infection, which you either already know about or will discover thanks to this unfortunate bleeding [See: Infección de oído].

En la Nariz
El sangramiento más común de la nariz es benigno y generalmente es por causa de hurgarse la nariz o por la combinación de temperatura cálida y aire seco. [See: Sangre por la nariz].