a
b
c
d
e
f
g
h
i
j
l
m
n
o
p
q
r
s
t
u
v
z














Also, check out our Medication Dosage appchevron-circle-right

Mordidas

Si a su hijo lo muerden, la principal preocupación es que se infecte la mordida por el contacto con la boca de otro niño. La boca, sea de una persona o de un animal, está llena de microbios. Para que haya riesgo de infección, la mordida debe ocasionar una lesión en la piel; si solo queda una marca, no hay ningún riesgo. Una mordida que penetre hondo en la piel requiere observación y debe examinarla un médico, quien puede que mande a tomar antibióticos como medida preventiva. Si la mordida se infecta, toda esa área se pone muy roja, se inflama y duele. En ese caso, sin lugar a dudas se necesita tomar un antibiótico. Los médicos rara vez dan puntos en la herida de una mordida para disminuir la probabilidad de infección y evitar que queden microbios bajo la piel, excepto si la mordida es en la cara (por razones cosméticas).

Si se trata de una mordida profunda de un animal, también hay que tener en cuenta la probabilidad de que cause rabia, una enfermedad rara pero que puede ser mortal. Ya que los animales rabiosos se tornan inexplicablemente agresivos, lleve al niño al médico enseguida si lo muerde sin provocación un perro o un animal salvaje, por ejemplo, un murciélago. El único tratamiento para la rabia es poner la vacuna lo antes posible después de la mordida.