a
b
c
d
e
f
g
h
i
j
l
m
n
o
p
q
r
s
t
u
v
z














Also, check out our Medication Dosage appchevron-circle-right

Forma de la cabeza

Los problemas más comunes relacionados con la forma de la cabeza de los recién nacidos son los siguientes.

Tamaño de la cabeza
El tamaño de la cabeza de los recién nacidos varía. En las consultas regulares con el pediatra se les mide la circunferencia de la cabeza para monitorizar el crecimiento [Ver: Tablas de crecimiento]. Si Lucy tiene la cabeza muy pequeña o muy grande en relación con su cuerpo, fíjese en la suya; a lo mejor descubre que es un rasgo de familia.

Un bulto grande en la cabeza
Algunos recién nacidos tienen un bulto suave en la cabeza, debido a que la presión contra el hueso de la pelvis durante el nacimiento puede causar sangramiento en el cuero cabelludo. A veces el bulto es bastante grande y demora un par de semanas en quitarse. Hasta puede causar ictericia los primeros días de nacido [Ver: Ictericia].

Pequeños bultos en la cabeza
Si le pasa la mano por la cabeza a Lucy o a Jimmy, notará varios bultos e irregularidades. Los bultos son pequeños nódulos linfáticos normales en el cráneo de un niño, mientras que las irregularidades son intersecciones de los huesos del cráneo. De ahora en adelante puede disfrutar acariciarle la cabeza a su hijo sin preocuparse.

Cabeza aplanada
Como los niños de meses pasan la mayor parte del tiempo boca arriba, a algunos se les aplana la cabeza temporalmente, ya que es más suave que la de los adultos. Generalmente se trata de una afección leve que se revierte a medida que la cabeza crece. En casos raros, la cabeza se aplasta mucho más de un lado que de otro; eso hace que el bebé se vuelva con más frecuencia de ese lado, acrecentando el problema. Tienen una mayor probabilidad de que se les aplane la cabeza los bebés que tienen la cabeza muy grande y les da tortícolis (la tendencia a virar el cuello de un lado) y los prematuros.

Es normal que se preocupe si le sucede a su hijo, pero tenga la completa seguridad de que es un asunto meramente cosmético. Incluso en los casos de aplanamiento considerable no tiene ninguna consecuencia para el cerebro y en la mayoría de los casos se quita solo completamente. De todas formas, se puede impedir que la cabeza se aplane aún más cambiando a Lucy de posición. Póngale la cabeza sobre una almohada de espuma del lado que no está aplanado. Coloque el móvil u otros juguetes de ese lado para desviarle la mirada hacia allí [Ver: Juguetes y adornos para la cuna]. Si el niño tiene tortícolis, un suave masaje en el cuello le relajará los músculos [Ver: Tortícolis].

Normalmente el tratamiento se limita a esas sencillas medidas de cambio de posición. Incluso cuando el aplanamiento es considerable, casi no se nota cuando el niño crece y le sale el cabello. En los casos extremos, algunos médicos aconsejan ponerles un casco para devolverle la forma a la cabeza, pero son tratamientos caros y no tengo ninguna prueba convincente de su eficacia.