a
b
c
d
e
f
g
h
i
j
l
m
n
o
p
q
r
s
t
u
v
z














Also, check out our Medication Dosage appchevron-circle-right

Lactancia y Alimentación

“No coma más azúcar refino ni harinas”,

“coma solo harinas sin refinar”,

“Eat before you get hungry.”

“cómase varios huevos al día”,

“mastique despacio y bien”,

“no use nada de aluminio”,

“no coma grasas perjudiciales para la salud”,

“tome agua filtrada”,
“esté atenta a los cambios de comportamiento después de cada toma de leche”, etc.

Esos son ejemplos de las tonterías que aconsejan en algunos sitios de Internet, donde los autodenominados expertos tratan de hacer creer a las madres que envenenarán a sus hijos si se atreven a comer algo más “arriesgado” que germen de trigo. La idea de que ciertas especias o alimentos le molestarán a Lucy es puro cuento. La leche materna se produce a partir de la sangre presente en los conductos lactíferos. Por ejemplo, si usted come comida con curry, su sangre no va a saber a comida india y, por lo tanto, su leche tampoco. Hasta se llega a pensar que los alimentos que dan gases, tales como los frijoles, van a afectar a Lucy. Los más misóginos de esos “expertos” llegan al extremo de incluir el chocolate en su lista de alimentos prohibidos, sabiendo perfectamente que el chocolate es mucho mejor amigo de una mujer que un diamante, sobre todo si está dando el pecho. He visto a algunas madres llevar una dieta estricta y obtienen siempre el mismo resultado: infelicidad, mientras que he visto a miles de madres comer lo que les apetezca, igual que lo hacían antes de salir embarazadas, y no tienen ningún problema. No se prive de nada y será en beneficio de todas las personas que la rodean. Disfrute de una dieta variada y sana. No piense en términos de nutrientes específicos, tales como proteína, hierro, calcio o fluoruro, pues una dieta balanceada los contiene todos. Podría recordarle tomar bastante agua, pero seguro que no necesita que se lo recuerden. Al igual que la mayoría de las madres lactantes, probablemente siempre tiene sed.

Algunas personas dicen que dar el pecho ayuda a bajar de peso; otras dicen lo contrario. Yo digo que no hay ninguna regla específica. Algunas mujeres se demoran un año para volver a su peso normal, mientras que otras lo recuperan en unas semanas, depende de la constitución de cada cual. La lactancia no es el momento de hacer dieta para bajar de peso ni entrenar para un maratón, ya que necesita la mayor cantidad posible de calorías extras para alimentarse usted y a Lucy. Correr y hacer otros deportes está bien, si no le molesta el peso extra de la pechuga.

Café, té y alcohol
Esas sustancias son inofensivas si se ingieren en cantidades módicas (una copa o taza diaria), aunque no la exhorto a hacerlo. Con moderación, la cantidad que llega a la leche es pequeña y no tiene un efecto negativo para Lucy. Se dice que la cerveza (la Guinness en particular) estimula la producción de leche. Que yo sepa, eso no se ha demostrado en ningún estudio científico; pero el efecto relajante de media pinta de cerveza podría contribuir a un aumento en la producción de leche.