a
b
c
d
e
f
g
h
i
j
l
m
n
o
p
q
r
s
t
u
v
z














Also, check out our Medication Dosage appchevron-circle-right

Piojos

La enfermera de la escuela la acaba de llamar para que vaya a recoger a Jimmy inmediatamente. Le informa con una voz muy seria que Jimmy tiene piojos. Silencio a ambos lados del auricular. A usted le parece que la insinuación es que no tiene muy limpia su casa. Cuando llega a la escuela, la enfermera la recibe con su impecable uniforme blanco, la lleva hasta donde está Jimmy y le enseña los pequeños huevitos blancos (liendres) que tiene en su cabello y las pequeñísimas criaturas de seis patas que saltan de su cabeza.


Not Quite the Eleventh Plague

No se trata de la peste bubónica, sino del piojo, un insecto que vive en el cuero cabelludo de las personas y se alimenta de su sangre, que salta pero no vuela. Los datos que debe conocer son estos:

  • Las plagas de piojos son comunes en los niños de todas las comunidades y estratos sociales, lo mismo en pequeñas escuelas élite que en las escuelas públicas más hacinadas.
  • Los piojos no se contraen ni se propagan debido a la falta de higiene, ni prefieren un tipo de cabello a otro. No es culpa suya si su hijo se infesta de piojos. Puede pasarle a cualquier persona que tenga cabello.
  • Los piojos no hacen ruido y solo dan un poco de picazón.
  • No sobreviven más de cuarenta y ocho horas sin alimentarse del cuero cabelludo de alguien. Por lo tanto, no es necesario lavar todos los artículos de tela de la casa: cortinas, manteles, la ropa de fiesta del fondo del clóset, etc.
  • El diagnóstico de piojos solo puede hacerse si se encuentran las criatura de seis patas en el cuero cabelludo. Los huevos (llamados liendres) no son una señal fiable de infestación. Los liendres son diminutos, de color blanquecino y forma ovalada, y se encuentran en la raíz del cabello. (Los muertos se quedan medio pegados al cabello, no tan cerca del cuero cabelludo.) Al principio cuesta trabajo diferenciarlos de la caspa; pero le aseguro que después de sacar unos cuantos y observarlos bien, se convertirá en una experta detective de piojos. ¿Qué es lo peor? Prácticamente todos los niños se infestan en algún momento, pero los piojos se quitan, y a continuación le digo cómo.

Búsqueda y erradicación
¡Vaya criaturitas fastidiosas! Antes era suficiente dar el champú medicinal una vez para librarse de esos chupasangres; sin embargo, en los últimos años el piojo se ha hecho cada vez más resistente a los medicamentos. Pienso que la mejor manera de librarse de ellos es sacar las liendres con la mano, igual que lo hacen nuestros parientes los monos, en combinación con el champú para los piojos. Sacar las liendres a mano una por una es una tarea tediosa y lleva tiempo, pero es eficaz.

QUÉ HACER

Siente a Jimmy frente al televisor con su video favorito. Mójele la cabeza y divídale el pelo en varias secciones.

Saque las liendres con la mano sección por sección, con un peine de dientes finos y juntos que venden específicamente para ese propósito. Una lupa resulta útil.

Eche las liendres y los piojos en el lavabo.

Al final de la primera sesión, échele una loción para piojos, como Nix, que venden sin receta médica.

Repita el proceso al cabo de una semana. Tenga presente que el champú para los piojos reseca el cuero cabelludo y pudieran dar una leve picazón; eso podría hacerle pensar que el niño todavía tiene piojos. Además, la sequedad da caspa, lo cual dificulta la tarea de buscar los nidos que quedan.

Lave solo la ropa y las sábanas que se hayan usado en los últimos días.

Otras alternativas de tratamiento

  • Si ni usted ni a Jimmy les importa que él parezca un recluta, pelarlo bien bajito podría ayudarle a acabar con la plaga, ya que si el pelo está corto es más fácil ver y quitar los nidos.
  • Algunas personas (entre ellas mi esposa) piensan que el mejor tratamiento es frotar vaselina o aceite del árbol del té en el cuero cabelludo, tapar la cabeza con una bolsa de plástico toda la noche y lavársela por la mañana. El principio operativo de ese tratamiento es asfixiar los piojos con la grasa. No existen datos que verifiquen la eficacia de esa estrategia y la grasa es difícil de quitar del cabello y del cuero cabelludo.
  • Aparte de los champús y cremas para los piojos que venden por la libre en la farmacia, hay otros de venta por receta médica, pero no son mucho más eficaces y tienen más inconvenientes. Por ejemplo, el malatión es un medicamento al que los piojos son menos resistentes; pero tiene mal olor y es inflamable, hay que dejarlo toda la noche y puede irritar el cuero cabelludo. Solo aconsejo usar las cremas por receta médica cuando los piojos son difíciles de quitar y ya se han probado las demás curas antes descritas.

Piojos resistentes
Debe estar preparada para librar una ardua batalla contra los piojos, pues a lo mejor los que tiene Jimmy son de una facción de la resistencia o podría volverse a infestar después que se los cure porque la mitad de la escuela tiene piojos. Cuando hay una plaga de piojos, dura varios meses, a menos que el director de la escuela declare estado de emergencia, cierre la escuela dos semanas y se asegure de que le revisen la cabeza a todos los niños y les traten los piojos a quienes los tengan.

Tenga en cuenta también que lo que pudiera parecer un caso de piojos resistentes a lo mejor no lo es. Que un niño tenga liendres no significa por fuerza que está infestado de piojos, sobre todo si son liendres muertas que están lejos de la raíz del cabello. La caspa también se confunde con las liendres. Solo puede afirmarse que se trata de una infestación resistente o recurrente si se ven piojos vivos. En resumen, si a Jimmy se le pegan los piojos otra vez o cuesta trabajo quitárselos, no se comporte como el elefante temeroso del ratoncito. Tiene que hacerles frente. Vuelva al principio de esta sección y verá que sale victoriosa.