a
b
c
d
e
f
g
h
i
j
l
m
n
o
p
q
r
s
t
u
v
z














Also, check out our Medication Dosage appchevron-circle-right

Pruebas y Análisis

Pruebas a los recién nacidos
En todos los estados de Estados Unidos hay pruebas obligatorias que se les hacen a los recién nacidos para una amplia gama de enfermedades, incluidos el VIH y varias afecciones metabólicas. La importancia de dichas pruebas consiste en que a pesar de que esas enfermedades son poco comunes, todas (excepto el VIH) se pueden prevenir o por lo menos mejorar con medidas muy sencillas. Por ejemplo, el hipotiroidismo congénito, una las más comunes de esas enfermedades raras, se cura con unas gotas diarias de medicina.

La prueba consiste en sacarle sangre al niño del tobillo y verter un poco en un pedazo de papel. Si no la llaman del hospital, quiere decir que el resultado era normal; pero si se detecta alguna anormalidad, la contactarán del laboratorio estatal, del consultorio de su médico y del lugar donde nació el niño. Es necesario hacer un segundo análisis de sangre para confirmar la anomalía. Ya que para una parte del análisis se necesitan ciertos residuos digestivos, debe hacerse a las 24 horas de nacido como mínimo, el tiempo que demora para empezar a lactar. Si le dan el alta del hospital el primer día, el médico repetirá el análisis en la primera consulta del bebé.

Las enfermedades que se incluyen en el análisis varían según el estado, pero en la mayoría de los estados se incluyen las más comunes de esas enfermedades raras. Puede que haya visto anuncios de laboratorios privados que ofrecen hacer pruebas adicionales para detectar otras enfermedades más raras aún. Yo pienso que tiene muy pocas ventajas hacerles pruebas de rutina a los recién nacidos para la detección de esas y otras enfermedades de las que ni siquiera se oye hablar, la mayoría de las cuales son incurables.

En los niños

Hace años a los niños se les hacía un análisis de sangre anual para la detección de diversas afecciones, tales como anemia y colesterol alto. Los niños lo detestaban y casi siempre era inútil, ya que esas enfermedades son muy raras. Finalmente la comunidad médica decidió que era una pérdida de tiempo. Hoy en día solo se hace análisis de sangre por razones específicas, excepto los análisis de rutina para el plomo y los de la anemia aproximadamente al año.

Usted puede disminuir el leve dolor del pinchazo poniéndole al niño una crema de anestesia veinte minutos antes del análisis. El pinchazo en la yema del dedo es más doloroso y la crema no hace mucho efecto.

En cuanto a las demás pruebas, por ejemplo, la prueba de rutina de la tuberculosis ya no se aconseja, a menos que se sospeche que ha habido contacto con un enfermo. Tampoco se hacen ya análisis de orina anuales sin una razón en particular, como una infección urinaria. En nuestro consultorio eso ha eliminado la confusión entre los vasitos de jugo de manzana que dejan los niños y las muestras de orina.