a
b
c
d
e
f
g
h
i
j
l
m
n
o
p
q
r
s
t
u
v
z














Also, check out our Medication Dosage appchevron-circle-right

Escarlatina

“Escarlatina” es un nombre alarmante para una afección no tan alarmante. Es una variante de la amigdalitis que causa una erupción, principalmente en la cara y en el torso. La erupción se siente áspera como la lija gruesa y a veces se pone de un rojo intenso. También puede afectar la lengua, que se torna del color de una fresa. Además, pudieran estar presentes los síntomas típicos de la amigdalitis: dolor de garganta, inflamación de las amígdalas, fiebre y dolor de cabeza y de barriga. Sin embargo, a veces la erupción es apenas visible y los síntomas son tan leves que la enfermedad pasa inadvertida.

La escarlatina no es ni mejor ni peor que la amigdalitis y debe tratarse igual, o sea, con un tratamiento sencillo de penicilina recetada por el pediatra. En muchos casos viene y se va sin tratamiento; pero la norma es poner tratamiento hasta para los casos más leves con el objetivo de prevenir cualquier complicación de la amigdalitis, aunque sean poco frecuentes. Una de ellas es una enfermedad cardíaca extremadamente rara, pero grave, llamada fiebre reumática y también pueden presentarse problemas de los riñones si no se trata la amigdalitis.

En el período de curación puede aparecer una erupción leve o pronunciada y a veces se despelleja la piel de las manos y los pies. Puede durar varios días, pero no es doloroso y se quita espontáneamente.