a
b
c
d
e
f
g
h
i
j
l
m
n
o
p
q
r
s
t
u
v
z














Also, check out our Medication Dosage appchevron-circle-right

Cómo Quitar el Biberón

Qué importa si Jimmy todavía toma el biberón a los quince meses? Bueno, de hecho, a él le importa. Después del año a los niños todavía les reconforta mucho el chupete. Está bien que tomen el biberón si lo hacen para tomarse la leche y no lo usan a modo de chupete. De igual modo, está bien darle un biberón antes de dormir, siempre que no se le deje en la boca mientras duerme (el azúcar de la leche puede darle caries; [Ver: dientes picados]). Ofrézcale un vaso de agua con las comidas para bajar los alimentos. A medida que crece, tomará menos el biberón y llegará un momento en que se tome uno solo al día o ninguno. Sin embargo, si sigue tomándose tres o cuatro diarios, los usa de chupete o está tomando tanto el biberón que le quita el apetito para comer alimentos sólidos, entonces es hora de quitárselo.

Cómo quitar el biberón
Simple y llanamente tírelo a la basura. ¿Le parece cruel? Sin embargo, es muy sencillo, pero tiene que ser firme. Si se hace bien, es la solución más eficaz. La primera tarde sin su biberón, Jimmy va a insistir en que se lo dé; no se deje convencer. Si se va a poner a hablar demasiado del biberón perdido, mejor se lo da. Después de un día o dos sin él, le aseguro que se le olvidará. Después de haber dicho todo esto, debo confesar que uno de mis hijos tomó el biberón hasta los cuatro años, hasta que recurrimos a esta estrategia. Desde entonces, he comprobado el resultado que da en cientos de mis pequeños pacientes adictos al biberón. Da más resultado que ningún otro método.

Jarro con boquilla
Parece que a la gente le gustan esos jarros, no sé por qué. Se chorrean, lo cual implica limpiar más. Además, cambiar la dependencia del biberón por la dependencia del jarro con boquilla es añadir otro hábito que a la larga habrá que quitarle al niño. Pienso que lo mejor es hacer la transición directa del biberón al jarro regular más o menos al año.