a
b
c
d
e
f
g
h
i
j
l
m
n
o
p
q
r
s
t
u
v
z














Also, check out our Medication Dosage appchevron-circle-right

Prueba de audicíon

En los recién nacidos
A los recién nacidos se les hace siempre una prueba de audición en el hospital a fin de determinar si tienen sordera congénita, aunque son casos muy raros. Si Lucy aprueba, quiere decir que oye; pero incluso si el resultado es positivo, no quiere decir definitivamente que no oye. Es difícil hacer esos exámenes con precisión en medio del ruido que hay en las salas de parto. El pediatra repetirá la prueba en condiciones más favorables. También existe una manera de averiguar si Lucy oye, a la antigua: dé unas palmadas fuertes y fíjese si pestañea o si vuelve la cabeza hacia usted. En las semanas siguientes también observe si reacciona cuando usted hable.

En los niños más grandes
A los niños más grandes debe hacérseles una prueba de audición regularmente, cada vez que tengan chequeo general. Mientras mayor sea el niño y mejor se porte durante la prueba, más preciso será el resultado; la precisión es limitada antes de los tres años. Las pruebas de audición se realizan con más frecuencia cuando el niño padece de infecciones de oído y se le acumula líquido detrás del tímpano, ya que ayudan a detectar si ha habido pérdida de la audición. [Ver: Infecciones de oído].