a
b
c
d
e
f
g
h
i
j
l
m
n
o
p
q
r
s
t
u
v
z














Also, check out our Medication Dosage appchevron-circle-right

Enfermedad De Lyme

Las picadas de garrapata, sobre todo de la garrapata del venado, son especialmente preocupantes en el noreste de Estados Unidos, ya que esta transmite la enfermedad de Lyme, también conocida como borreliosis de Lyme. El primer síntoma es una erupción que sale, como promedio, diez días después de la picada. Si nadie lo nota y no se trata la enfermedad, puede avanzar y presentarse una amplia gama de síntomas, tales como fiebre y dolor en las articulaciones.

En las regiones donde es endémica esta enfermedad, ha habido un aumento de la concientización que a veces ha llegado a convertirse en histeria, dando como resultado innumerables casos de medicación y análisis de sangre innecesarios, aparte de ansiedad. Hay algunos aspectos de la enfermedad de Lyme que es muy importante tener en cuenta. En primer lugar, la transmite solo la garrapata del venado; en segundo lugar, incluso si una garrapata está infectada de la enfermedad, hay poca probabilidad de contraerla después de la picada, a menos que la garrapata permanezca en la piel más de veinticuatro horas; y en tercer lugar, la enfermedad se trata con antibióticos, sobre todo si se diagnostica temprano.

Prevención
Si le encuentra una garrapata a Jimmy, quítesela, sea con pinzas o raspándola con una cuchilla o con una tarjeta de crédito. No necesita ir al médico para que se la saquen. Por muy preciso que se trate de ser, es casi imposible sacarla del todo, pues no se dejan arrancar así como así. No importa que se quede un pedacito de la garrapata en la piel; eso no aumenta la probabilidad de contraer la enfermedad de Lyme, ya que para ello la garrapata tiene que estar viva y succionar la sangre de la persona. No hurgue más hondo tratando de sacarla completa; tarde o temprano se desintegrará, igual que una astilla de madera, y hurgar en la piel podría causar infección.

Después de sacar la garrapata, tírela a la basura; no hay necesidad de analizarla. En el laboratorio le podrán decir si es una garrapata de venado o no; pero sea lo que sea no cambian las medidas a tomar. Una simple picada de garrapata no requiere un tratamiento preventivo de antibiótico ni análisis de sangre, los cuales no son fiables de todas maneras.

Después de sacar la garrapata, observe el lugar de la picada para ver si se produce algún cambio. Los primeros días puede que se inflame; pero la inflamación se quita rápido, como la de cualquier picada insecto. Si se infecta, se enrojecerá cada vez más a su alrededor y dolerá. Esa infección local puede tratarse con una crema antibiótica de venta liberada. La erupción característica de la enfermedad de Lyme sale entre una y tres semanas después. Tiene forma circular y color rojo y el centro va aclarándose poco a poco, formando algo parecido a una diana, con un borde rojo y escamoso. La erupción de la enfermedad de Lyme varía en intensidad y aspecto, por lo tanto, cualquier erupción que salga al cabo de unos días en el lugar de la picada es motivo de sospecha y requiere de atención médica.

La enfermedad de Lyme se cura fácilmente con el tratamiento adecuado y la erupción se quita al cabo de una semana. La mayoría de las veces que se convierte en una enfermedad más grave o crónica sucede porque nadie notó la erupción o se pensó que no era nada de importancia. La clave de la prevención en las zonas donde hay población de garrapatas es revisarse diariamente, usar repelente y ponerse ropa que cubra el cuerpo.

Los análisis de sangre para detectar la enfermedad de Lyme son famosos por lo poco fiables y pueden dar una falsa sensación de seguridad o una falsa alarma. Debe recurrirse a eilos.