a
b
c
d
e
f
g
h
i
j
l
m
n
o
p
q
r
s
t
u
v
z














Also, check out our Medication Dosage appchevron-circle-right

Trigo

En la mayoría de las culturas occidentales la gente se cría pensando que el pan es el sustento de la vida y un elemento primordial de su dieta es el trigo en sus diversas formas: pan, pasta, couscous, tortillas, etc. A pesar de ello, hoy en día hay una gran guerra contra el trigo. Los libros y revistas alternativos sobre salud, incluso a veces los libros sobre niños, dedican largos artículos al trigo, aconsejando ser cauteloso y advirtiendo sobre las posibles reacciones adversas. Algunos padres se ven tentados de seguir esos consejos y eliminan el trigo de la alimentación de sus hijos, aunque no hayan notado ningún problema. Es difícil llevar una dieta sin trigo, ya que es un ingrediente de la pasta, el pan, los cereales y, por supuesto, también está presente en los alimentos que contienen aglutinantes y conservantes, tales como las sopas, salsas, etc.

El miedo al trigo es injustificado. La alergia e intolerancia al trigo son mucho más raras de lo que se pretende hacerle creer a la gente. La alergia (o sea, cuando provoca una reacción) es muy poco común. Hay pocos casos documentados en los anales de la medicina. La única manera de averiguar si su hijo es uno de esos casos aislados es darle trigo y esperar a ver si le da una reacción [Ver: Reacción a los alimentos].

La intolerancia al trigo, o celiaquía, es un poco más común. No constituye una alergia, aunque a menudo se confunde con ella. Consiste en la incapacidad de digerir el gluten, una fuente proteica del trigo (y posiblemente otros granos como la cebada, el centeno y hasta la avena). La gravedad de la intolerancia varía y su comienzo es impredecible: puede que el niño coma trigo sin ningún problema durante meses antes de aparecer los síntomas de intolerancia. Los síntomas típicos son inflamación de estómago después de comer (la barriguita se pone más grande de lo normal en los niños pequeños), irritabilidad (más intensa que un berriche) y diarrea constante. En los casos graves, se retrasan el crecimiento y el aumento de peso. Si sospecha que Jimmy tiene celiaquía, existen pruebas para verificarlo. El tratamiento es no comer trigo, que es mucho más fácil decirlo que hacerlo. Es dificilísimo evitar comer nuestro “sustento” y solo se debe imponer semejante restricción si las pruebas de la celiaquía dan positivas.

Nota acerca de las dietas sin trigo: he visto que muchas madres dejan de comer trigo mientras dan el pecho porque les han dicho que se lo pasan al bebé a través de la leche. Eso es falso. Quitarse el trigo puede hacerla sentir en el cielo e irritable a la misma vez, pero no hace ningún efecto en el niño. Además, existe la creencia común de que el trigo exacerba el eczema y por eso hay padres que les quitan el trigo a sus hijos si padecen de eczema. En este sentido tampoco he visto ningún efecto positivo.