a
b
c
d
e
f
g
h
i
j
l
m
n
o
p
q
r
s
t
u
v
z














Also, check out our Medication Dosage appchevron-circle-right

Lactancia (Tercera Parte)

La Alimentación Después del Primer Mes

Para ese entonces ya usted estará práctica. Puede amamantar caminando y hablando por teléfono. Le dolerá menos y todo irá viento en popa.

QUÉ HACER

Siga haciendo lo mismo.

Preguntas de padres de verdad
¿Cuándo debo empezar a tratar de crearle un horario al bebé?
Ni se moleste. Una de las ventajas de dar el pecho es que no requiere pensar mucho. Si no le presta atención a las horas, Lucy misma va a crearse una rutina, lactando a intervalos de dos o tres horas, no porque usted se lo haya impuesto sino porque es lo natural para ella. No es bueno obsesionarse con la regularidad, aunque sí debe empezar a establecer un patrón de intervención mínima durante la noche, o sea, dar el pecho solo cuando el bebé insista bastante. Ese es el primer paso para criar a un niño que duerme de noche y le evitará después la lucha por “entrenarlo para dormir”.

¿Cuándo empieza a menguar la lactancia?
Al cabo de unos meses Lucy alargará un poquito los intervalos entre las tomas y se demorará menos tiempo lactando. No obstante, no verá un gran cambio hasta que no empiece a ingerir una cantidad considerable de alimentos sólidos, alrededor de los ocho meses.

¿Puedo extraerme leche ahora?

Poder, puede; pero tenga presente su objetivo. Algunas madres llenan el congelador de bolsitas de leche materna “por si acaso”. Le aconsejo extraerse solo la que va a necesitar. Si piensa saltarse unas horas de lactancia cada día, equivalen a una o dos tomas de leche. Piense también en la posibilidad de suplementar con fórmula de vez en cuando; no es veneno y no va a interferir con la lactancia después que Lucy se adapte a esta. Si va a saltarse varios turnos de lactancia diarios, tiene sentido extraerse la leche; pero si solo va a hacerlo a veces, un par de onzas de fórmula aquí y allá no cambian nada. [Ver: Extracción de la leche materna].

¿Debo darle el biberón al niño a fin de prepararlo para cuando no le dé el pecho todo el tiempo?

No tiene ninguna ventaja tratar de interesarlo en el biberón si no piensa dárselo por el momento. [Ver: Rechazo del biberón].

¿Cuándo se puede combinar la leche materna con fórmula?

Enseguida que domine la técnica de amamantar; pero si le da demasiada fórmula al niño, su producción de leche podría disminuir e incluso podrían secársele las mamas.

¿Qué hago si todavía me duelen los senos?

Quiere decir que pertenece a una minoría de madres que siguen sintiendo dolor después de unas semanas. Si no tiene fiebre ni inflamación, no tiene infección en las mamas. En la mayoría de los casos, la permanencia del dolor en los senos es debido a una predisposición. En otras palabras, sus pezones son demasiado sensibles. Con el transcurso del tiempo se le aliviará, pero puede demorar unos meses. [Ver:Problemas de la lactancia].

Hasta los Seis Meses

Para ese entonces se le puede considerar una experta. ¡Y a Lucy también! Se toma la leche en cuestión de minutos mientras mira atenta todo lo que sucede a su alrededor. Puede que eso le haga pensar que no está dando suficiente leche, combinado con el hecho de que ya no se siente tan llenos los senos. No se preocupe: su oferta irá al ritmo de la demanda. Si regresa a trabajar medio tiempo o a tiempo completo, una opción es extraerse la leche en el trabajo [Ver: Extracción de la leche materna].

De Seis Meses a Un Año
Cuando Lucy empiece a comer alimentos sólidos, la lactancia menguará, tanto la frecuencia como la cantidad. Aunque ella es quien mejor puede juzgar cuánto debe tomar o comer, no deje que tome tanta leche que interfiera con su apetito por la comida sólida.

Preguntas de Padres de verdad
¿Cuánto tiempo debo dar el pecho?
Aunque la lactancia reporta beneficios nutricionales y emocionales, estos son menos aparentes después de los seis u ocho meses. Por otra parte, si todavía le resulta cómodo, no hay razón para parar. Es la manera más sana y práctica de alimentar y reconfortar a Lucy. También puede combinar el pecho y el biberón; en ese caso tendrá que recurrir a la fórmula hasta los ocho meses aproximadamente, que es cuando se puede cambiar de fórmula a otro tipo de leche, como la de vaca.

¿Cómo le quito el pecho al niño cuando decida hacerlo?

De una vez, ya que la transición lo hace más difícil. [Ver: Lactancia y destete].

Después del Año

La leche materna es un nutriente balanceado y a los niños les resulta muy acogedor lactar, pero a este punto es opcional. Si usted y su hijo todavía lo disfrutan, no hay motivo para parar. No obstante, dar el pecho más de tres o cuatro veces al día podría traer las siguientes consecuencias negativas:

  • Puede interferir con el deseo de comer alimentos sólidos. He visto a algunos niños que viven a base de leche materna, que no es lo mejor desde el punto de vista nutricional a esta edad.
  • Entre uno y dos años es cuando los niños empiezan a sentir frustración y a aprender a resolverla. Si cada vez que se frustre usted trata de impedir el berrinche dándole un poquito el pecho, no podrá adquirir los mecanismos necesarios para lidiar con la frustración y puede que se pase el día quejándose y lloriqueando a causa de eso.
  • Dar el pecho con frecuencia durante la noche es un remedio común para lidiar con los niños que tienen dificultad para dormir, pero retrasa la adquisición de la capacidad de consolarse a sí mismo y volverse a dormir. También pueden salirles caries debido al contenido de azúcar de la leche. [Ver: Dientes picados].

Siempre que esté atenta a esos inconvenientes, no hay razón para dejar de amamantar a Lucy al año si es algo placentero para ambas.

 

Preguntas de padres de verdad
¿Cómo le quito el pecho a mi hijo a esa edad si decido hacerlo?
Le aseguro que a esa edad Jimmy no va perder el interés solo —ni a los doce meses ni a los quince ni a los dieciocho. Va a tener que emplear alguna estrategia. Ahora es más difícil aún quitárselo porque él, además de pedirle explícita e insistentemente que le dé el pecho, ya es más grande y puede saltar y abrirle la blusa. Por eso lo mejor es hacerlo rápido y con eficacia; los niños no entienden el concepto de gradual. En el plazo de una semana disminuya la lactancia a dos veces al día, luego una vez y luego ninguna. Si no es firme en su propósito, Jimmy se acordará de que cambió de idea y redoblará sus esfuerzos.

¿Y por la noche?

También tiene que ser firme. Una vez que decida dejar de darle el pecho por la noche, a lo mejor va a tenerlo que sacar de su cama y es muy probable que le cueste trabajo. [Ver: Dormir].